fbpx

Febe: una mujer que inspira

Talleres de costura: Fábricas de Esperanza

Febe es una mujer que inspira, hace parte del equipo de madres cabeza de familia que producen los muñecos Abrazadores en la comuna 8 de Medellín. En enero de 2022 todos los integrantes de la Isla de los Abrazadores nos reunimos en el barrio Altos de la Torre, donde se encuentran ubicados nuestros talleres de costura, conocidos como Fábricas de Esperanza. En este encuentro participamos todos para cocinar una deliciosa comida típica colombiana y realizamos talleres sobre el mapa de los sueños. Compartimos historias de vida, alegrías, tristezas y proyectos.

Entre tanto, Febe nos llevó a su casa, y orgullosa de sí misma, nos contó cómo ha podido materializar su sueño de construir su casa propia… 

…“Yo tenía el proyecto de construir mi casa en diez años, pero la enfermedad de la tiroides me daba mucha depresión. Mi hermana Mary me decía que pusiera música y me pusiera a hacer aseo, que no me echara a morir. Eso hice y me propuse conseguir todo lo que quería para mi casa. Mis hermanas me preguntaban con qué plata lo haría y mi respuesta siempre fue: no sé cuándo ni con qué, pero lo voy a lograr.

Mi casa era de madera y muy inestable, llegó un momento en que estaba lloviendo tanto que mis dos hijas y yo nos pusimos a llorar porque estábamos adentro y aun así nos caía el agua encima. No sabíamos si quedarnos o salir, nos mojábamos más adentro de la casa que afuera. Un día nos resultaron unas baldosas y material para ponerle el piso a la casa. Entre todas pagamos una volqueta y fuimos por ellas, yo le pedí al señor que me las cortara en pedacitos para repartirlas entre las habitaciones que quería organizar. 

Yo trabajaba vendiendo tintos en el centro de la ciudad, pero nunca me gustó ese trabajo. Me gusta hacer aseo y me dediqué a trabajar en eso. Después me resultó el trabajo de la costura haciendo muñecos y así conocí a Viviana. El trabajo que hemos hecho con los Abrazadores me ha permitido conseguir mis propias cosas para la casa, cambiar la bolsa de basura que tenía en el techo por tejas que nos protejan de la lluvia. Levantar muros y crear un espacio digno para mis hijas.

Los gabinetes de la cocina me los regaló una patrona a la que yo le hacía aseo, ella quería remodelar su cocina y me regaló esos muebles. Ya lo que me falta son detallitos de mi casa. El segundo piso lo está construyendo mi otra hija, ella trabaja también en costura y cada que puede trae material para levantar el segundo piso en la casa. 

Este proyecto lo hemos podido terminar debido al trabajo que Viviana nos ha dado. Uno no logra nada sola, alguien siempre tiene que ver con uno, alguien que ayuda, aunque sea con sus palabras de aliento. En la pandemia nosotros consideramos todo como una bendición, el trabajo y cada peso que nos entra. 

Ahora de mi meta de los 10 años solo me faltan 2”.

Gracias a Febe por ser una mujer que inspira y por creer en la magia. La magia habla de transformaciones y de creer en lo maravilloso, creyendo en uno mismo.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR